10 feb. 2014

CUPCAKES DE FRAMBUESA – SAN VALENTIN I



Se acerca San Valentín, y aunque yo no soy muy romanticón, reconozco que me encantan estas ocasiones para probar recetas nuevas y de paso hacer alguna decoración especial para la ocasión.


La primera propuesta para San Valentín que os hago, son unos cupcakes de frambuesa, jugosos y riquísimos, ideales para la ocasión por el color tan característico de la frambuesa.


La receta es una adaptación de la de MissSugar. Los INGREDIENTES para 18 cupcakes son:

  • 140gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 215gr de azúcar
  • 2 huevos M
  • 235gr de harina
  • 2 tsp (cucharadita) de levadura
  • 135ml de leche
  • 1/2 tsp (cucharadita) de sal
  • Frambuesas enteras


Para la ELABORACIÓN seguimos los pasos habituales. Empezamos precalentando el horno a 170ºC y preparando las cápsulas en el molde de cupcakes. Para estos cupcakes de San Valentín que mejor que unas cápsulas con corazones…


Tamizamos la harina con la levadura y la sal y reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté bien integrado. Añadimos los huevos uno a uno batiendo hasta que se hayan incorporado.

Añadimos la mezcla de la harina, alternándola con la leche, hasta que la masa sea homogénea.


Repartimos la masa en las cápsulas y le ponemos dos o tres frambuesas (dependiendo del tamaño) dentro de la masa procurando que queden bien dentro. Siempre es importante no llenar las cápsulas más de dos tercios, pero en esta ocasión casi os recomiendo llenarlas a la mitad ya que al incorporarles las frambuesas enteras dentro corremos el riesgo de que se “desborden” durante el horneado.


Otra opción al realizar estos cupcakes, es añadir las frambuesas trituradas directamente a la masa. De esta forma nos quedarán totalmente integradas y la masa será más jugosa aún. El sabor no cambiará pero si os gusta el efecto de encontraros las frambuesas enteras en cada bocado la primera opción es la ideal.

Horneamos los cupcakes unos 20 minutos o hasta que los pinchemos con un palillo y salga limpio. Cuando estén los dejamos 5 minutos en el mismo molde y luego los dejamos enfriar del todo sobre una rejilla.

Preparamos ahora el buttercream de frambuesa para decorarlos. Lo podemos hacer de varias formas, con la base del frosting de queso, añadiendo pasta de frambuesa, añadiendo aromas o, como lo he hecho en esta ocasión, con frambuesas frescas. De esta forma el sabor es mucho más intenso y no tendremos que teñir el buttercream… queda un color impresionante!

Los INGREDIENTES para el buttercream de frambuesa son:

  • 150g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250g de azúcar glacé
  • 100g de frambuesas trituradas

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y le añadimos las frambuesas. Seguimos batiendo unos minutos.

Si os fijáis en el buttercream, veréis que no queda la textura habitual, y es que preferí “pasarme” con la frambuesa para conseguir un sabor y un color intenso. Si queréis que os quede una textura más consistente con 50g de frambuesas será suficiente. Incluso podéis colar las frambuesas después de triturarlas para que no queden pepitas en el buttercream. Todo esto ya os lo dejo a vuestro criterio y gusto… buenos quedarán seguro!

Para decorarlas en la versión “de cada día” utilicé la boquilla redonda grande y les puse una frambuesa encima.


Para la versión San Valentín, hice unos corazones variados con fondant y les añadí unos sprinkles de corazones… muchos corazones… ésta va a ser la semana de los corazones!



Como veis, al primer bocado ya nos encontramos con las frambuesas de su interior… simplemente deliciosos… con uno no tendréis suficiente… el contraste del dulce con la acidez de la frambuesa os transportará al paraíso… bueno, igual me he pasado pero ya sabéis que los cupckaes con fruta me pierden.


Esta misma receta la podéis hacer cambiando las frambuesas por otros frutos rojos o hacer los cupcakes de fresa que tenéis aquí.

Aprovecho este post para enseñaros un regalo muy especial que me hizo mi amiga Esther. Las cajitas de las fotos, 100% hechas a mano con mucho cariño. A mi me dio por la repostería y a Esther por el scrap y el DIY, además escribe que da gusto. Os recomiendo visitar su web.

Espero que os animéis a hacer estos cupcakes. Ya no tenéis excusa para no hacer algo especial para San Valentín… y aunque este día no sea más que un “invento” más para consumir… aprovechémoslo para probar estos cupcakes… en pareja, en familia, con l@s amig@s o sol@s, ¡claro que sí!

"Be my Valentine"

En nada os traigo otra nueva receta con colores “sanvalentineros”…

Salut!

No hay comentarios:

Publicar un comentario