6 oct. 2013

CARROT CAKE



¿Por qué he tardado tanto en hacerte? ¿Por qué tantos años sin disfrutar tu sabor? 

 
¿Quieres ser una de mis tartas favoritas?



No tengo foto de mí hablando con esta maravilla culinaria pero os lo podéis imaginar… sí… me volví loco cuando la probé… solo os diré que la hice dos veces en una semana para dos reuniones con amigos y familia, solo para poder comerme un buen trozo del Carrot Cake.


Si la zanahoria está buena sola… imaginaros en tarta… y aunque no os guste la zanahoria, estoy seguro de que si probáis el Carrot Cake quedaréis prendados por su sabor.


Hace un par de semanas, Julia y Albert, me regalaron el fantástico libro “Boutique de Pasteleria” de Peggy Porschen por mi cumpleaños y en cuanto vi la receta del pastel de zanahoria decidí que había que hacerlo.


A la receta original le hice un par de cambios pero respetando la esencia del Carrot Cake. La receta es para un molde de unos 21cm y los INGREDIENTES son:

  • 140 ml de aceite de oliva suave 
  • 220 gr de azúcar moreno 
  • 80 ml de huevo batido (algo menos de 2 huevos M) 
  • 290 gr de harina 
  • 80 gr de nueces picadas 
  • 320 gr de zanahoria, peladas y ralladas 
  • 280 gr de manzana rallada* 
  • ¾ tsp (cucharadita) de bicarbonato 
  • ¾ tsp (cucharadita) de levadura 
  • ¾ tsp (cucharadita) de canela molida 
  • Una pizca de sal 
  • Las semillas de 1 vaina de vainilla

*La receta original lleva piña en conserva en vez de manzana pero tuve que adaptar la receta.

PREPARACIÓN: 

Precalentamos el horno a 180ºC (o menos según el horno) y preparamos el molde. En un bol tamizamos y reservamos la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y la canela.

Batimos el aceite y el azúcar. Incorporamos gradualmente los huevos ligeramente batidos hasta que esté todo bien integrado. Agregamos las nueces, la zanahoria, la manzana y las semillas de vainilla y mezclamos.

Finalmente añadimos la mezcla de la harina en dos tandas y batimos a velocidad baja hasta obtener una mezcla homogénea. Varéis que la masa queda muy espesa y grumosa.


Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 50 minutos o hasta que lo pinchemos con un palillo y éste salga limpio. Recordad que si no queréis que se os baje el bizcocho, no debéis abrir el horno hasta que no hayan pasado por lo menos 40 minutos.

Dejamos reposar el bizcocho en el molde unos 10 minutos y luego lo pasaremos a una rejilla donde lo dejaremos enfriar del todo.


Para el buttercream decidí utilizar mi favorito de queso (sin vainilla), ya que el básico de mantequilla que propone Peggy en el libro no me acaba de convencer. Tenéis la receta aquí. Lo que sí que hice fue añadir un poco de ralladura de limón por encima, le da un aroma delicioso.

Para decorar la tarta, en una hice unas olas en el buttercream y le puse unas zanahorias hechas con fondant.


La otra la decoré con unos “puntos” de buttercream coloreado de naranja.


En cualquier caso, el resultado es un bizcocho jugoso, riquísimo y que apetec a cualquier hora del día. Como muchos otros bizcochos, al día siguiente está mucho mejor.



Os recomiendo que lo probéis!

Aprovecho esta entrada para recomendaros un blog que mañana se estrena, además con la receta del Carrot pero en la versión Cupcakes. El blog se llama MadaElena y es el retorno de mi alma gemela reposteril, Elena. Tengo muchas ganas de leerla y comparar recetas. Suerte!

Salut!

No hay comentarios:

Publicar un comentario