26 oct. 2013

MINI BUNDT DE CALABAZA –HALLOWEEN I-



Esqueletos, brujas, telarañas, zombies, momias… se nota que llega Halloween… pero no hay Halloween que se precie sin calabazas. Un ingrediente que hasta ahora no había utilizado en repostería, pero como ya me pasó con la zanahoria cuando probé el Carrot Cake, me ha encantado el resultado.
 
 
Esta receta tenía pensada hacerla la semana que viene, junto con unos cupcakes de castaña para celebrar también la Castanyada. Pero cuando Elena publicó sus galletas, ví que participaba en el Foto Pin de Tu Medio Cupcake… y el plazo acaba esta misma noche, y la verdad es que me hace ilusión participar, así que cogí el molde de mini bundt que me regalaron para mi cumpleaños y no me lo pensé dos veces antes de hacer estos riquísimos mini bundt de calabaza.
  
Como véis la temática del Foto Pin de este mes es Halloween

Si queréis saber más del Foto Pin de Halloween haz click aquí.
  
La receta es la adaptación que Olga hace, y que encontráis en el blog de Maria Lunarillos, de la receta de Bea, aunque yo no le eché ni clavo ni jengibre. Los INGREDIENTES son:


  • 250 ml de aceite de oliva suave 
  • 300 gr de azúcar 
  • 4 huevos L 
  • 250 gr de harina 
  • 1 y ½ tsp (cucharadita) de bicarbonato sódico 
  • 2 tsp (cucharadita) de canela en polvo 
  • 1 tsp (cucharadita) de nuez moscada 
  • Una pizca de sal 
  • 400 gr de puré de calabaza*


*Podemos hacer el puré de calabaza casero de tres formas una vez tenemos la calabaza limpia y pelada. La podemos hacer al horno, poniendo la calabaza en la bandeja sobre papel de horno y asándola a unos 180ºC durante una media hora (dependerá del tamaño de los trozos). Sabremos que está hecha cuando la pinchemos y veamos que está blanda. Una segunda opción es cociéndola en una olla en la que pondremos los trozos de calabaza y un poco de agua (sin pasarnos porque la calabaza soltará agua). Cuando esté cocida escurriremos bien antes de utilizarla. El tercer método, y más rápido, es cocerla al micro, poniéndola en un recipiente apto para el micro y cubriéndola con papel film. A máxima potencia durante unos 7 u 8 minutos se nos hará perfectamente. Una vez la tenemos cocida la trituraremos para hacer el puré y lo dejaremos enfriar.

Con estas cantidades os saldrán unos 24 mini bundts, yo para esta ocasión hice la mitad, aunque después de probarlos me arrepentí jejeje.

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos el molde.

Tamizamos la harina, la sal, el bicarbonato y las especias y reservamos. Mezclamos el aceite con el azúcar y vamos integrando los huevos, uno a uno y sin parar de batir, hasta que la mezcla sea homogénea. Incorporamos el puré de calabaza y mezclamos. Añadimos a la masa la mezcla de harina y especias, sin dejar de batir, en tres veces.

Ponemos la masa en el molde engrasado y horneamos unos 20 minutos (sin abrir el horno) o hasta que al pinchar con un palillo salga seco. Los dejaremos enfriar 5 minutos en el molde y después de desmoldar con mucho cuidado los dejaremos enfriar totalmente sobre una rejilla.

Si resistís la tentación de empezar a devorarlos, los podéis decorar espolvoreando un poco de azúcar glasé por encima o como vosotr@s prefiráis, yo los acompañé con unos sprinkles de calabacitas y unas calabazas de azúcar muy graciosas.



Las calabacitas son de Wilton
 
A estas alturas sé que algun@ habrá pensado que os estoy dando gato por liebre… que hay algo en estos mini bundt que falla… sí es cierto, no tienen el original y característico agujero central pero es que el molde es así… y aunque pensé en hacérselos después tampoco quedan nada mal… los podemos llamar falsos mini bundt de calabaza si queréis jajaja.

  
Con agujero o sin agujero, estos mini bundt están deliciosos y muy esponjosos…
 
 
Seguramente los repita en unos días… pero antes vendrán esos cupcakes de castaña… mientras tanto que sigáis disfrutando de los preparativos para Halloween.

Salut!

No hay comentarios:

Publicar un comentario