21 abr. 2014

MONA DE PASCUA: EL DÍA DE LOS POLLITOS Y LOS HUEVOS DE CHOCOLATE

Es tradición celebrar el lunes de Pascua comiendo la mona que l@s padrin@s regalan a sus ahijad@s. Este típico dulce tiene diferentes formas y elaboraciones según la zona donde estemos. Las propuestas que os traigo son de la mona característica de Cataluña, que al igual que en otras comunidades, se trata de una tarta a la que normalmente se le pone una figura de chocolate encima.

No se si lo he comentado alguna vez, pero no soy muy amante de las monas de mantequilla que habitualmente venden en las pastelerías, por eso este año he decidido hacer varias en casa para probar y la verdad es que el resultado es más que satisfactorio por si os animáis el año que viene a hacerlas vosotr@s mism@s.


Con unas cuantas plumas, unos pollitos y huevos de chocolate podemos hacer unas monas preciosas.

La primera propuesta es una mona de yema y nata, rellena de chocolate y mermelada de fresa. El bizcocho es de vainilla (receta aquí) y el frosting de relleno es de chocolate. El montaje es muy sencillo, cogemos dos capas de bizcocho, lo almibaramos un poco y rellenamos con la mermelada y el frosting al gusto.


Preparamos la yema con los siguientes INGREDIENTES:
  • 4 huevos M
  • 200 gr de azúcar (aproximadamente)
  • 20 gr de Maizena
  • 90 ml de agua
Pesamos los huevos sin cáscara y ese será el peso exacto de azúcar. Batimos los huevos con el agua y lo colamos. Mezclamos el azúcar con la maizena y lo juntamos con el huevo y el agua que habíamos batido y colado. En un cazo lo llevamos a ebullición mezclando constantemente hasta que espese. Lo dejamos enfriar cubriéndola con film. He adaptado la receta de Dolorss Mateu.

Una vez fría la yema podremos cubrir nuestra mona por completo. Cubrimos los laterales con almendra laminada y decoramos con la nata montada. También le puse naranja confitada como ya os expliqué en la receta del Roscón de Reyes.


Como véis tiene una pinta deliciosa.

Otra opción es hacer la mona de chocolate... y es que el chocolate es un éxito garantaizado.


Podemos utilizar el bizcocho de vainilla, rellenarlo con mermelada y frosting de chocolate y cubrirlo con ganaché de chocolate.

Para preparar el ganaché (para cubrir una tarta de 18cm) utilizaremos 200 gr de chocolate fondant, 200 gr de nata para montar (mínimo 35% materia grasa) y 30 gr de mantequilla. Ponemos la nata en un cazo, cuando rompa a hervir la verteremos sobre el chocolate y la mantequilla, que deberá estar a temperatura ambiente, y mezclamos bien hasta que el chocolate esté totalmente derretido y todo bien integrado. El ganaché ira cogiendo consistencia a medida que se va enfriando, así que antes de que endurezca pero todavía siga líquido será el momento de verterlo encima de la tarta una vez rellena.

Cubrimos los laterales con almendra y decoramos con frosting al gusto o montando con la batidora el ganaché que nos haya sobrado.


También podemos hacer la mona de chocolate siguiendo estos mismo pasos pero con un bizcocho también de chocolate como el Devil's Food.

Incluso en el relleno podemos utilizar leche condensada como en ésta para Amparo. Además si no os gusta la almendra pues se pueden cubrir los laterales con virutas de chocolate blanco.


Los pollitos son monísimos pero es cierto que se pueden acompañar o sustituir por una figura de chocolate o porqué no, de fondant, como el R2D2 de la mona para el ahijado de Marta.


O la Peppa Pig en la mona de Jana.


Las posibilidades son infinitas y el éxito garantizado.


¿Os animáis?

Salut!

No hay comentarios:

Publicar un comentario